Es necesario entender en que consiste la adicción para ver que nos encontramos frente a una enfermedad, la cual, provoca que la persona afectada dependa física y psicológicamente de una sustancia o elemento externo. Este tipo de enfermedad puede crear consecuencias negativas tanto para la salud mental y física del propio afectado como de todo su entorno social.

En este caso vamos a hablar de los tipos de adicciones más comunes, pero antes de hablar de ellas, es necesario hacer una diferencia entre las que son producto del consumo de sustancias o de carácter comportamental.

Adicciones a sustancias

Las adicciones más comunes suelen ser las que tienen que ver con el consumo de sustancias tanto legales como ilegales.

Las adicciones a sustancias más comunes:

1.- Adicción al tabaco

La adicción a la nicotina viene dada por el consumo excesivo del tabaco. Nos encontramos ante una droga legal muy extendida y aceptada en la sociedad, lo que hace difícil dejarla, a pesar incluso de la cantidad de información y existencia de campañas que conciencian sobre sus consecuencias negativas para la salud.

2.- Adicción al alcohol

El consumo de alcohol es una actividad que está muy arraigada a nuestra cultura y forma de vida. A pesar de los graves riesgos para la salud, se trata de una de las sustancias que provoca más adicciones.

Te recomendamos que leas sobre: Síntomas del alcoholismo que debes conocer

3.- Adicción a las drogas

El consumo de diferentes tipos de drogas atenta continuamente contra el desarrollo normal de la vida de cualquier persona, afectando a su bienestar y al de su círculo más cercano.

Las drogas más comunes que conocemos son:

  • Cannabis
  • Cocaína
  • Heroína
  • Metanfetaminas

Según el Informe Europeo sobre Drogas de 2019, las sustancias ilegales más comunes son el cannabis, la cocaína, las anfetaminas, el MDMA y los opioides.

4.- Adicción a los psicofármacos

La adicción a medicamentos y fármacos se ha convertido en una de las más comunes. Dentro de los psicofármacos encontramos una gran variedad de sustancias, las más conocidas las benzodiazepinas, un ansiolítico que produce un efecto relajante y anticonvulsivo que, además, suele mezclarse con otras drogas.

También te puede interesar: Tomar diazepam después de otras drogas

5.- Adicción a los esteroides

La utilización de esteroides para mejorar el aspecto o apariencia puede crear con el tiempo una dependencia de los mismos.

A diferencia de las drogas, las cuales provocan picos altos y sensaciones muy marcadas en un tiempo determinado, la persona que consume esteroides experimenta cambios en su cuerpo y se ven mucho mejor que cuando no los toman.

Adicciones comportamentales

Este tipo de adicciones también son muy comunes y se caracterizan por ser de carácter conductuales, es decir, se producen por el desencadenamiento de acciones incontrolables y compulsivas que una persona realiza por necesidad. Las personas que presentan este tipo de adicciones necesitan realizar ciertas acciones para experimentar la sensación asociada a dicha acción y sentirse bien.

Las adicciones comportamentales más comunes

1.- Adicción a la ludopatía

La adicción al juego se ha convertido en un problema bastante serio. A pesar de las campañas de concienciación sobre el juego responsable, la sociedad no se encuentra del todo sensibilizada. Hoy día podemos ver en televisión como se emiten numerosos anuncios que fomentan las apuestas y, sin embargo, el público no se escandaliza por ello.

La ludopatía es un trastorno serio que puede implicar no solo una gran pérdida de tiempo, sino que conlleva a la generación de deudas a las que será difícil hacer frente.

Las formas de juego más comunes en este tipo de adicción son:

  • Máquinas tragaperras
  • Lotería
  • Juegos de casino
  • cupones
  • apuestas deportivas
  • bingos

2.- Adicción al sexo y pornografia

El sexo es una necesidad básica en el ser humano, aunque puede volverse un problema cuando el tiempo que se le dedica a la actividad sobrepasa

La pornografía es un material que puede volverse adictivo, ya que permite la excitación sexual sin interactuar con otras personas.

El abuso de este tipo de contenidos puede ocasionar problemas como la hipersexualización, que se trata de una obsesión por resaltar los atributos sexuales por encima de todos los demás atributos de cualquier individuo. Este tipo de atributos sexuales son potenciados en los materiales sexuales, lo que puede provocar que la persona adicta no pueda excitarse con la gente normal.

3.- Adicción a la comida

La alimentación también es una necesidad básica en el ser humano. El problema aparece cuando se convierte en algo que controla

La adicción a la comida es uno de los problemas destacados dentro de los trastornos de conducta alimentaria. Este comportamiento lo podemos ver con el trastorno del atracón, donde la persona pierde el control sobre las cantidades de comida que ingiere, llevándola a sentir remordimientos más tarde. Estos remordimientos son los desencadenantes de otras enfermedades graves como la bulimia o anorexia.

Volviendo a la adicción de la comida, una consecuencia grave de ello es la obesidad, que se ha convertido en una de las enfermedades más comunes en todo el mundo. Esto puede acarrear consecuencias negativas para la salud, como la aparición de malos hábitos alimenticios, diabetes, o problemas de movilidad y gastrointestinales.

4.- Adicción a las nuevas tecnologías

La revolución tecnológica que estamos viviendo hoy día ha provocado un cambio en el estilo de vida actual. Nos encontramos rodeados de todo tipo de dispositivos electrónicos que nos hacen la vida mucho más fácil, pero también desarrollan una importante dependencia de ellos.

Esta adicción a Internet y a las nuevas tecnologías la podemos ver visible en los más jóvenes. La escasa educación que reciben sobre un uso correcto de los dispositivos y la falta de control, hacen que muchos jóvenes no sean conscientes del problema que puede acarrear en sus vidas.

Te puede interesar: Adicción a las nuevas tecnologías en jóvenes.

5.- Adicción al trabajo

Como todos sabemos, el trabajo es una actividad necesaria para subsistir, pero el hecho de darle más prioridad frente a otros aspectos de la vida como las relaciones sociales, el cuidado de los seres queridos, e incluso el tiempo invertido en uno mismo, provoca un empeoramiento de la calidad de vida.

Es necesario buscar el equilibrio y ser consciente de cuándo es necesario trabajar, parar y desconectar.

6.- Adicción a las compras o compras compulsivas

Este tipo de adicciones tiene como principal problema gastar grandes cantidades de dinero en productos o servicios innecesarios.

El hecho de comprar objetos que luego no son necesarios genera una acumulación de los mismos, lo que puede acarrear otros problemas colaterales como el desarrollo del trastorno de Diógenes.

Está claro que la línea que separa un problema de adicción y la repetición de una acción por el disfrute que provoca con ella es muy fina.

Es importante trazar una línea cuando antes para evitar un descontrol y pueda acarrear problemas mayores como la aparición de una adicción.

Nuestro tratamiento de adicciones

El tratamiento de adicciones en Sevilla, junto a la medicina especializada e indispensable, está fundamentado en la amplia experiencia y los excelentes e incomparables resultados que se consiguen con los terapeutas exadictos, formados en el conocimiento de la enfermedad, la experiencia vivida y con una preparación adecuada, se encargan de dirigir la recuperación y reinserción de los pacientes adictos.

La experiencia vivida por el paso de la enfermedad y su vocación por ayudar a las personas que están atravesando el mismo camino que hicieron ellos, son las claves para lograr la recuperación del paciente.

Da el primer paso hacia la recuperación, nosotros te ayudamos.

Compartir:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email