depressed man

La enfermedad

Uno de los puntos imprescindibles para comprender el tratamiento y recuperar la esperanza es el hecho de que la adicción es una enfermedad, y que existe un método para curarla.

Del total de la población que consume, en torno a un 10% sufre la enfermedad de la adicción. Un adicto no es capaz de controlar su consumo, de la misma forma que una persona alérgica no es capaz de controlar su alergia, pero en ambos casos existe la posibilidad de controlar la enfermedad y llevar una vida plena a pesar de ella.

Aceptar la adicción como enfermedad es el primer paso para aceptar la posibilidad de la recuperación, implica comenzar un proceso cuyo final es la recuperación total del paciente.


¿Qué es una adicción?

Definición y síntomas

La adicción es una enfermedad primaria que se caracteriza por la pérdida de control sobre el consumo de sustancias con alto potencial de abuso y dependencia, invadiendo progresivamente todas las facetas de la vida del individuo.

La vida del adicto se va encaminando progresivamente a la obtención y consumo de la sustancia, a la par que se van dejando de lado las experiencias, actividades y placeres ajenos al consumo que antes habían formado parte de la vida del paciente.

Todo ello a pesar de las consecuencias extraordinariamente negativas derivadas del consumo, que afectan y deterioran las distintas facetas de la vida del adicto (conflictos familiares, perdida de las amistades, rendimiento laboral o académico, etc.) así como su estabilidad psíquica y su estado físico.

Cuando la voluntad no es suficiente.

Desintoxicación alcohol cocaína.

Sin tratamiento, superar la adicción resulta prácticamente imposible.

Un individuo que no padece la enfermedad de la adicción es capaz con su voluntad, de detener o reducir el consumo de cualquier sustancia ante los primeros síntomas de abuso. No es así en el caso de un enfermo. Para un adicto, la voluntad no es suficiente.

Este hecho hace que mucha gente no enferma piense que la adicción puede atajarse con simple fuerza de voluntad. Nada más lejos de la realidad, las características psicológicas y neuronales de un enfermo suponen una barrera infranqueable a la hora de abandonar el consumo. Es por eso que ante la enfermedad de la adicción es fundamental buscar ayuda y asesoramiento exterior. Un tratamiento profesional es capaz de recuperar al paciente haciendo que abandone el consumo y ayudándole a recuperar su vida.